sábado, 25 de junio de 2011

Memoria de una cama

Memoria de una cama: "Cuando despertó, ella ya no estaba, sólo sus brazos tenían el recuerdo de su cintura, y aún quedaba el aroma de su cabello sobre las sábanas, cerró los ojos con mucha fuerza, como si así hiciera que volviera a aparecer su figura junto a él, quiso por un instante pensar que el despertar fue un sueño, y que ella continuaba en las dunas de su soledad, en la aridez de su amor sediento, pero todo fue inútil, ella definitivamente no estaba más, se llevó su amor y sus besos, se llevó esa enorme ternura que convertía su tierra árida en un jardín de flores, que hacia brotar manantiales de sus recuerdos de cerros de tepetate y cascajo, lejos quedo aquel aire fresco de naranjos en flor y de la abundancia ácida de la fruta en la tierra negra.

- Enviado mediante la barra Google"